Publicada en

Proyectos de Intervención artística, ¿Qué son?

En las últimas décadas los cambios en las sociedades y en el entorno han propiciado el que las empresas deban afrontar cambios y nuevos riesgos a velocidad vertiginosa, para lo que se han ido buscando nuevas estrategias que faciliten a las empresas vivir en este perpetuo cambio. Una de estas estrategias tiene que ver con lo que se han denominado intervenciones artísticas. El mejor acercamiento a este concepto lo he encontrado en un artículo de Anna Vondracek [1]  que indica que las intervenciones artísticas se producen en una organización o en una empresa cuando personas, productos o prácticas del mundo artístico penetran en ellas para desencadenar o para dar soporte a determinados cambios tanto a nivel individual como en un grupo o en toda la organización, y lo que subyace es que la actuación de dicho artista o de sus prácticas u obras en el entorno de la empresa ayuda a estimular el desarrollo personal o colectivo ya que perturba las rutinas implantadas y desafía las mentalidades establecidas.

Esta aproximación abre una multitud de posibilidades y de ámbitos de actuación para las diversas disciplinas artísticas (artes plásticas, música, danza, teatro, etc.) en entornos que van desde el mundo de la empresa hasta las instituciones y organizaciones de todo tipo.

Las intervenciones artísticas en empresas y organizaciones son una realidad desde los años sesenta,  si bien es a partir de los años noventa cuando empieza a haber  documentación sobre ellas. Es más adelante,  a partir del año 2000 cuando empiezan a consolidarse como una estrategia eficaz para el desarrollo de la creatividad  y el aprovechamiento de sinergias entre el mundo artístico y el mundo empresarial.

Los directivos de las empresas se están empezando a dar cuenta de que incluir en sus organizaciones las prácticas artísticas, a los artistas y sus obras les ayuda a afrontar mejor algunos de los retos y riesgos a los que están sometidos.

En este momento hay ya suficientes evidencias documentadas sobre los beneficios observados a partir de los proyectos que se han realizado en Europa gracias al trabajo de la organización Creative Clash cuya misión es estimular e impulsar el papel del arte en la sociedad, dando apoyo a los mediadores de intervenciones artísticas en las organizaciones y a las organizaciones de formación de artistas que desean participar en este tipo de proyectos.

Poco a poco y gracias a organismos de este tipo y a la implicación de todos los participantes (artistas, empresas mediadoras, empresas receptoras, etc.) se ha conseguido hablar ‘un mismo idioma’ en relación a este tipo de actividades y compartir las experiencias, los éxitos, fracasos, mejoras necesarias y hablar con una sola voz en todos los foros.

Esto es especialmente importante si nos proponemos conseguir una práctica que sea reconocida y beneficiosa para todas las partes.

Los informes generados por Creative Clash, documentan una gran variedad de impactos positivos en las organizaciones en las que se ha intervenido.

Cabe preguntarnos; ¿De dónde surge la energía positiva desencadenada en estas intervenciones?

Ariane Berthoin Antal y Anke Straub (ibid) nos lo describen así: ‘El poder de las intervenciones artísticas en las organizaciones reside en la apertura de espacios de posibilidades que llamaremos interespacios entre la organización formal e informal. En esos interespacios los participantes experimentan nuevas formas de ver, de pensar y de hacer las cosas de manera que les aporten valor a nivel personal’.

Si algo queda claro es que no existe una intervención artística tipo (o típica). No existen dos proyectos iguales. Las intervenciones pueden durar desde unas pocas horas, días, semanas e incluso años. Del mismo modo puede involucrar a un artista o a varios, de una disciplina artística o de varias, persiguiendo  objetivos muy diferentes e interactuar a nivel de la empresa con un solo empleado o con cientos de ellos, en un solo grupo o en varios.

La contribución del artista puede provenir de su forma de pensar y actuar, de sus obras o creaciones, de sus ideas, de la generación de ideas colectivas, etc.

Los objetivos que establece la propia empresa como base para la intervención artística suelen ser también muy diversos, como citan a modo de ejemplo Berthoin y Straub:

  • Mejorar la creatividad de los empleados
  • Ampliar las competencias para el liderazgo
  • Mejorar la comunicación en la organización
  • Ayudar a desarrollar ideas para nuevos productos
  • Mejorar la capacidad de la organización para la innovación
  • Aclarar la identidad de la organización

Otro aspecto interesante de las intervenciones artísticas es que pueden producirse fuera del ámbito puramente empresarial en otros organismos e instituciones como ayuntamientos, comunidades autónomas, asociaciones, etc. En estos casos, los beneficios derivados de estas intervenciones  lo son para toda la comunidad en su conjunto.

[1] Vondracek, A. Support schemes for artistic interventions in Europe. Creative clash. 2013

 

CC BY-NC-SA 4.0 Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Un comentario en “Proyectos de Intervención artística, ¿Qué son?

  1. Muy interesante.
    Felicidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *